DEMOCRACIA Y PARTIDOS…, Apología de un observador

0
291

«Esta foto marca el inicio de la destrucción del sistema de partidos políticos dominicano, antes de las elecciones de 1996, solo el PRSC se concibia así mismo como una maquinaria electoral…,»

Por: Manuel Chevalier Rijo

Ahí se ve a José Francisco Peña Gomez firmando lo que entiende es una conquista suya para la democracia dominicana.

Joaquín Balaguer, agudizando sus otros sentidos intenta asegurarse de que el Moreno realmente firmó lo que el Dr.Pedro Romero Confesor le pasa, por su mente una elucubración: «el que se va joder no calcula»…

Lidio Cadet, Euclides Gutierrez intentan disimular la importancia que tenía aquel documento para la que en ese momento era apenas la tercera fuerza política; Leonel Fernández como buen predestinado a cosas grandes, con cara de que su cuerpo esta ahí pero su mente esta volando en el tiempo.

López Rodríguez con su mirada atenta, valida en nombre de la Santa Iglesia Católica.

Esta foto marca el inicio de la destrucción del sistema de partidos políticos dominicano, antes de las elecciones de 1996, solo el PRSC se concibia así mismo como una maquinaria electoral, más que como un partido político, en tanto el PLD y el PRD tenían bien definido lo que erán y lo que pretendían, por lo menos en el discurso, para la nación dominicana.

Con el ascenso al poder del PLD, la apertura del mismo y el desangre que este le causó a los colorao’s se constituyeron en una poderosa maquinaria electoral, que dejó de formar su militancia y solo se valoraba quien más votos podia contar en las urnas para la Estrella Amarilla.

El PRD en cambio, llevó al poder al más antipolítico de los herederos de Peña Gomez, obviamente una persona que estaba en la actividad política por azar del destino, no porque buscó una formación, ni mucho menos entendió nunca como había llegado al Palacio Presidencial, puso una bomba atómica al intentar reelegirse en el Partido de Peña Gomez, que su bandera más noble fue la negación a la reelección presidencial.

Esta reflexión tiene una segunda parte…

Nos seguimos leyendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí