EXPERIENCIAS CÍRCULO ÍNTIMO EDICIÓN «PROXIMIDAD ES PODER»

0
22

 

«Una catarsis emocional que nos purificará para alcanzar el máximo potencial de lo que somos”, Geraldo.

PCP

Verón, Punta Cana.Claribel Rodriguez es oriunda de la ciudad de Higüey y reside en Punta Cana desde hace más de 18 años. Desde niña ha cultivado el servicio y es la razón por la que está en el camino del crecimiento constante. Por más de 20 años ha trabajado para empresas privadas en el área de gestión humana y dirige esta área en una empresa de prestigio que se enfoca en el servicio y el desarrollo de centros comerciales.

Además, apoya la parte estratégica de los proyectos de su esposo Geraldo WT, quien se desarrolla como experto en comunicación estratégica en el área de relaciones públicas y manejo de crisis de marca, además de ser fundador del periódico Punta Cana Post, productor del programa de radio Sin Anestesia y autor del libro El Diario de Judas Iscariote.

¿Qué lleva a Claribel y Gerardo a formar parte de la experiencia Círculo Íntimo?

Claribel: Inicié mi jornada de crecimiento en el año 2018 y desde entonces he ido evolucionando e invirtiendo en mi crecimiento.

Círculo Íntimo llega a nosotros como fruto de reconectar con Misael Díaz en el 2019 a través de Hancel Díaz, un amigo, mentor y miembro del equipo realizador de Círculo Íntimo.  Me llamó mucho la atención el evento porque pude ver que era un programa de alto nivel y me planifiqué al igual que mi esposo para estar ahí y vivir juntos la experiencia.

Geraldo: En mi caso, mi esposa me había invitado —y al principio fue la paga de una deuda—. Tenía el compromiso con ella de apoyarla en ir juntos a una actividad pero finalmente creo que yo lo viví la experiencia más que ella.

¿Qué enseñanza tuvo más impacto en tu vida Claribel?

Claribel: Cada una de las enseñanzas tuvo un impacto diferente en mí vida. Gracias a la enseñanza del Pastor Carlos León pude darme la oportunidad de enfrentar y sanar una relación familiar.

La enseñanza de Misael Díaz me ayudó a elevar mi nivel de creencia y romper con mis pensamientos limitantes. Con relación a la enseñanza de Paul Martinelli, —terminó de ponerle la tapa como decimos en dominicana—. Porque fuimos a otro nivel de entender que somos capaces y que fuimos creados para ser grandes; que está en nosotros entender quienes somos, darnos el suficiente valor y amor propio para ir por todo.

 Además, la enseñanza de Kendrith Rodríguez, quien de manera vivencial nos llevó a encontrarnos con nosotros mismos y a entender el valor de trabajar con los demás para tener resultados en común, el ganar-ganar que es tendencia en los últimos años, no solamente en República Dominicana sino en el mundo.

¿Cómo vivió Gerardo el primer día en Casa de Campo?

Geraldo: Al principio yo iba a cumplir con Claribel, quería que se sintiera bien pero desde la entrada hubo detalles que provocaron una magia, una atención que hizo que me sintiera especial.

¿Qué recomendación le darías a los próximos invitados a Círculo Íntimo Claribel?

Claribel: Definitivamente, sé que para cada uno de los que estuvimos ahí fue algo explosivo y que salimos de ahí listos para poner acción. Yo les recomiendo lo que estoy aplicando en mi día a día, mantenerse constantemente repasando lo vivido y poniendo en práctica lo aprendido porque de nada vale vivir una experiencia como esta y no volverla parte de nuestra vida.

En una palabra. ¿Cómo describirían ambos la experiencia de Círculo Íntimo?

Claribel: Extraordinario. Algo fuera de serie que te lleva al más alto nivel que a veces ni nosotros mismos sabíamos que podíamos llegar ahí. Desde tomar la decisión hasta todo el proceso y vivir la experiencia, lo defino como el programa más extraordinario en el que pude estar en este año.

Geraldo: Renacimiento, re enfoque, autodescubrimiento a una oportunidad para proyectarse y enfocarse a corto, mediano y largo plazo con lo que realmente tiene sentido en la vida. Mis expectativas fueron superadas.

En mi regreso de Círculo Íntimo, a 15 días después estaba inaugurando proyectos que estaban sepultados, que los había olvidado. Salí de ahí con el cuchillo en la boca como dicen —como Rambo—, a comerme el mundo. A pocos días, el negocio, mi oficina y todos mis proyecto se re-enfocaron y se re-capitalizaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí